#YoMeQuedoEnCasa

Actividades, estimulación y necesidades durante el aislamiento.

¡Hola, queridos lectores!

Me paso por aquí en momentos complicados, especialmente si vives en España o alguna otra zona afectada por esta pandemia del Covid19. Antes de todo, quiero deciros que espero que estéis todos bien y estéis tomando las precauciones y medidas recomendadas por las autoridades para protegeros.

Quería dejaros una publicación un poco especial hoy con unas ideas sobre qué podemos hacer durante este período de aislamiento en nuestras casas, tanto si somos jóvenes, mayores o residimos en un hogar con niños.

Veo a mucha gente que no sabe qué hacer con todo este tiempo que debemos permanecer en nuestros hogares, y quería dejaros algo de inspiración y de recursos prácticos por aquí:

 

1. Aseo y Arreglo.

Primero de todo, creo que a muchas personas, el hecho de tenerse que quedar en casa, les está suponiendo un gran impacto a su salud mental dado que se han olvidado del aseo y el arreglo personal. Recuerda: dúchate, al menos, una vez al día y vístete; no te quedes en pijama. No hace falta que te hagas una rutina completa de maquillaje ni que te pongas un conjunto incómodo de oficina, pero haz lo que necesites para que el reflejo que recibas en tus espejos, no te transmita más ansiedad. Aunque estés en casa, debes seguir cuidando de ti mismo.

Recuerda que un entorno limpio también afecta a su higiene. No descuides la limpieza y desinfección de tu hogar, especialmente, ahora.

 

2. Tiempo libre.

Pero, ¿qué hacer con esta infinidad de horas encerrados entre cuatro paredes? Os traigo unas cuantas ideas  para cuando ya notamos que no se nos ocurre nada más y se nos está tragando ya el sofá.

a) Leer.

Tanto aquellos libros que llevamos diciendo meses que vamos a devorar y aún no lo hemos hecho, como aquellos que todavía no hemos podido adquirir. Te recomiendo comprar o acceder a audiolibros o ebooks* si te es posible, pero si deseas comprarlos en formato físico, te propongo que se los busques primero en librerías independientes que dispongan de catálogo web y servicio de entrega a domicilio. Ahora, necesitan nuestra ayuda más que nunca. *Algunas editoriales han permitido la descarga gratuita de algunos ebooks de su catálogo. *Otra librería independiente internacional. 

b) Ver películas de Studio Ghibli en Netflix.

Para aquellos que no lo conozcan, Netflix compró un paquete bastante generoso de películas del estudio de animación japonés, desde Mi Vecino Totoro hasta La Princesa Mononoke o El Viaje de Chihiro. Si tenéis peques en casa, os recomiendo mucho que veáis alguna de estas pelis con ellos y luego les preguntéis qué mensaje principal les ha parecido que tiene el filme. Se tratan de historias pensadas para jóvenes tanto como para mayores, así que todos podréis disfrutar de una preciosa animación y unos mensajes esperanzadores desde la comodidad del sofá de casa.

c) Prueba un videojuego.

A través de la plataforma de Steam, puedes probar una infinidad de videojuegos, sin tener que acercarte a tu tienda local de videojuegos que se encontrará cerrada. En mi caso, me gustaría probar el videojuego de Gris o volver a zambullirme en el mundo de Dragon Age.

d) Juega a un juego de mesa.

Por ejemplo, de los que tienes cogiendo polvo, crea tu propio juego con los peques de la casa o haz un puzle. No nos damos cuenta pero si estamos con nuestras familias, seguramente no nos falten jugadores para poder desempeñar alguna de estas actividades. Nos ayuda a evadirnos un poco de la situación y a divertirnos con los nuestros, o, en el caso de los puzles: a relajarnos con toda la tensión que estamos experimentando. 

e) Atiende un concierto.

Y desde tu camita gracias al Festival Yo Me Quedo En Casa. Un gran grupo de artistas en España se ha unido para realizar directos a través de las historias efímeras de instagram en los que actúan de forma gratuita. No tenemos que perdemos ni un solo estribillo si estamos atentos a las redes…

Ahora bien, recordemos que es importante movernos, a pesar de estar en nuestras casitas…

 

3. Ejercicio físico.

¿Te sientes aplatanado en casa? Recuerda esas clases de biología del instituto: ¡necesitamos segregar endorfinas para elevar nuestros niveles de felicidad! Seguro que muchos os estaréis preguntando: pero, ¿cómo pretende que haga deporte si no puedo salir de mi casa? Pues, resulta que es más fácil de lo que parece. Deja una zona ligeramente libre en tu espacio, apartando los muebles necesarios para que puedas moverte sin peligro de darte un golpe y elige a un entrenador personal a través de YouTube. Personalmente, como angloparlante, me encanta seguir las rutinas de Blogilates, pero existen otros canales dedicados a crear rutinas de deporte que se puedan seguir desde el hogar y sin a penas material.

 

4. Interacción social.

Sabemos que no se nos permite salir para visitar a nuestros queridos amigos, pero muchos disponemos de teléfonos móviles con cámara, micrófono y acceso a una red wifi o a datos. Aunque muchas personas todavía no lo saben, las versiones actualizadas de la aplicación WhatsApp, nos permiten realizar vídeo-llamadas entre dos o más dispositivos (si tenemos un chat grupal con aquellas personas que queremos contactar). *Ambos celulares deben tener la aplicación instalada para poder comunicarse a través de ella.

 

5. Espiritualidad. 

Tal vez, en estos momentos te sientas engañado, confundido o incluso te estés comenzando a replantear algunas de las grandes cuestiones de la vida y sientas que tienes un gran vacío espiritual. Puede que sea el momento de coger al toro por los cuernos y ponerte a investigar en qué crees realmente. Existen aplicaciones y direcciones web que ofrecen información y respuestas basadas en la Bíblia  y puede que te ayuden a sentir más tranquilidad y sosiego en estos momentos de gran tensión.

 

6. Estimulación Intelectual & Productividad.

Aunque muchos de nosotros tenemos la responsabilidad de trabajar de forma remota, aún así somos conscientes de que tenemos mucho más tiempo libre que antes, ¿verdad? Existen muchas plataformas a través de las cuales podemos continuar aprendiendo sin salir de casa. Con una conexión a internet, logramos tener acceso a cursillos online, gratuitos o de pago para poder llegar a acabar esta cuarentena con algunos conocimientos de más. Si siempre has querido dedicarle tiempo a aprender un idiomauna habilidad u oficio, o a explorar tu lado creativo, ¿por qué no aprovechar este tiempo para zambullirte en ello? *Recuerda que si buscas algo específico, en YouTube puedes encontrar vídeo-tutoriales sencillos y gratuitos para poder aprenderlo también.

 

 

Estas son algunas de mis ideas para intentar distraer, aliviar y reconfortar a aquellos que puedan estar llevando esta cuarentena peor por el motivo que sea. Si se os ocurre algún otro evento que creáis que pueda ayudar a otros, sentíos libres de dejarlo en un comentario.

Muchas gracias por leerme, y esperemos que esto pase pronto y de la mejor manera posible.

¡Un abrazo fuerte!

 

-Laura

 

Si tu plan es leer más, ojea mi blog y mi instagram para reseñas o más…